Buscar
  • ozayrik

El círculo de las ayudas

“EL TODO ES MÁS QUE LA SUMA DE LAS PARTES.” Aristóteles. “ El círculo de las ayudas es uno de los conceptos fundamentales que el estudiante tiene que aprender. Hay diferentes maneras de explicarla. La razón por la que este círculo de ayudas es tan importante es porque hace referencia a la conectividad o la coherencia de las ayudas del jinete. Se podría comparar con la sintaxis de un lenguaje que determina el orden de las palabras en una oración y con ello conecta y da sentido a las palabras de otro modo aisladas. Es lo que hace que la “orquesta de las ayudas” del jinete sean más importantes y más significativas que la suma de sus instrumentos individuales.

Para mí, el círculo de las ayudas siempre tiene que comenzar con una ayuda de impulsiva de la pantorrilla, por pequeña que sea, ya que es el trabajo de la pantorrilla es llevar las patas traseras del caballo más cerca del centro de gravedad, y que se mantengan allí. A los efectos de la presente discusión, también se podría decir que la pantorrilla trae la pata trasera a la esfera de influencia del asiento del jinete. Si las patas traseras están arrastrando por detrás, y el lomo del caballo se hunde en consecuencia, las patas traseras estarán, literalmente, fuera del alcance del asiento. Tratar de aplicar cualquier ayuda del asiento en un caballo con el dorso hundido sólo hará que el lomo del caballo se invierta y este mas dolorido, y después impedirá de hecho que las patas traseras entren por debajo del peso. La pantorrilla puede cumplir su trabajo sólo si esta en contacto ligero con el costado del caballo - y aquí es donde el 90% de los jinetes se desvían, antes de que incluso hayan comenzado a intentar aplicar una ayuda. Esta es la razón por la cual: Una pierna que está colgando en el aire " una pierna muerta", como Egon von Neindorff diría, no puede sentir nada, porque esta demasiado lejos del caballo. Cualquier ayuda de la pierna colgando llegará demasiado tarde, porque se tardará demasiado tiempo en cerrar la brecha entre la pierna y el costado del caballo.

Ya que aparece de la nada, sorprenderá y probablemente asustará al caballo, especialmente si el caballo es de naturaleza caliente y nerviosa. Por otro lado, una pierna aferrada al costado del caballo no puede sentir nada tampoco, porque los músculos tensos no pueden percibir los cambios más sutiles en el tono de la musculatura del caballo. La mayoría de los jinetes de cualquier nivel, montan con sus piernas separadas del caballo, o con ellas demasiado apretadas como si quisieran exprimir el aire de los pulmones de su pobre caballo. Como sus caballos no están en la pierna estarán tensos e invertidos y en consecuencia, no podrán estar en el asiento, y un caballo que no esta "en la pierna" y no esta "en el asiento" nunca van a estar en la mano tampoco.

Cuando las patas traseras han entrado en la esfera de influencia del asiento, es decir, cuando el jinete puede sentir cada pata trasera claramente por debajo de los huesos de asiento, el asiento administra los impulsos de energía que envían las patas traseras hacia adelante a lo largo de la columna vertebral. El asiento dicta el ritmo, tempo, longitud de la zancada, y la dirección del movimiento del caballo. Es por ello que al asiento nos refiramos a veces como el “director de la orquesta de las ayudas”. El asiento también puede aumentar la actividad de carga o empuje de cada posterior. Obviamente, esto sólo puede funcionar si la pelvis del jinete se coloca en el punto mas profundo de la silla de montar, vertical y recta en su posición "neutral", de modo que se puede inclinar o girar de manera uniforme en cualquier dirección que puede ser necesaria para la aplicación de una ayuda. Los músculos que más contribuyen al control del asiento y las ayudas se encuentran alrededor de la cintura del jinete (core). El asiento está anclado por las piernas del jinete envolviendo mullidamente los costados y estiradas. No es tanto la presión de los muslos y las rodillas del jinete, si no la posición estirada de la pierna lo que permite que el torso del jinete crezca por encima del dorso del caballo como un árbol, mientras que las piernas del jinete forman las raíces que aseguran la conexión con el suelo.

El asiento del jinete no sólo dirige y administra el flujo de energía procedente de las patas traseras, sino que también conecta la parte delantera y trasera a través de su línea superior. Una observación interesante que puede hacerse es que cuando el asiento del jinete es equilibrado y conectado en su propia cintura, el dorso del caballo estará también conectado, es decir, se elevará y oscilará. Cuando cintura del jinete se afloja y se desconecta, la espalda del caballo también se desconecta y se hunde y el caballo arrastra sus posteriores y se invierte. En otras palabras, la zona intermedia del jinete se mezcla con el lomo del caballo y transmite el impulso de energía de los posteriores a través de la cruz, la línea superior del cuello, y la nuca, hasta la boca del caballo, donde la mano del jinete pueden sentir esta impulsión - las manos están conectadas a la zona central del jinete a través de los codos. Si los codos están demasiado lejos de las caderas, las manos del jinete estarán desconectadas, es decir, las ayudas de la rienda se limitan solamente a la boca del caballo en lugar de llegar a las patas traseras, y el círculo de las ayudas no se pueden completar. Si la parte superior del brazo y los codos del jinete estén ligeramente conectados a la cintura, la energía que fluye de las patas traseras a través de la zona media del jinete, a lo largo de la columna vertebral hasta la boca, retorna a través de las riendas, las manos, los codos y el asiento hasta los posteriores, donde se recicla. Cuando caballo y jinete están conectados de este modo, la mano del jinete no se comunica tanto con la boca del caballo, sino con sus patas traseras. Entonces, el jinete puede sentir cada pata trasera en la mano del mismo lado. Las ayudas de las riendas pueden servir también a una variedad de propósitos. Uno de ellos es "tomar prestado” el peso de la cabeza y el cuello del caballo y añadirlo al propio peso del cuerpo del jinete con el fin de doblar más los posteriores. El asiento traduce una ayuda de rienda, en una ayuda de peso en este caso. A través de la conexión de codo / brazo superior, la mano del jinete pueden convertirse en una extensión de los huesos del asiento. En esta función, las manos pueden servir de soporte para las ayudas de asiento. Si el caballo ignora el asiento y trata de escapar, se encontrará con la mano del jinete, que lo remite directamente de vuelta al asiento. De la misma manera, si el caballo comienza a quedarse atrás con sus posteriores, las piernas del jinete lo remiten hacia el asiento. En última instancia, las riendas y las piernas asumen mas y mas una función de vigilancia. Mientras las patas traseras permanecen debajo del asiento del conductor y que no tratan de escapar por debajo del jinete, las riendas y las piernas pueden permanecer atentas pero relativamente pasivas. Como cumplen ese papel de vigilancia atenta a cualquier acción del caballo, estarán en disposición de tomar un papel activo inmediatamente, tan pronto como el caballo ya no está en el asiento.

Esta es una descripción aproximada del concepto básico del círculo de las ayudas. Es una simplificación. La realidad es más compleja, pero es un punto de partida para desarrollar una comprensión de cómo interactúan las ayudas para comunicarse con el caballo. Como regla general, es bueno tratar de usar la pierna primero para asegurar un flujo suficiente energía. El asiento viene inmediatamente después, y las manos a continuación. Como en un circuito eléctrico, todos los elementos del círculo de las ayudas son necesarios. Si alguno de ellos está ausente o no funciona correctamente, el círculo de las ayudas no puede ser completado, el caballo permanece desconectado, y la comunicación entre caballo y jinete en esencia se rompe. Incluso las ayudas de las riendas a menudo calumniadas, mal entendidas, y mal utilizados son una parte integrante del círculo de las ayudas, que no puede ser establecida sin ellos.” Thomas Ritter.


304 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo